17 julio, 2024
empresa de seguridad egresor
estudio de abogados mattar

La AFIP actualiza los montos mínimos para informar movimientos realizados con tarjetas de débito, mientras amplía los reembolsos a beneficiarios que utilicen este medio de pago, en un esfuerzo por equilibrar el control tributario y promover la inclusión financiera

En un contexto de creciente digitalización de transacciones financieras, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) en Argentina ha implementado una serie de cambios con el objetivo de fortalecer el control tributario y promover el uso de tarjetas de débito. Estas modificaciones incluyen la actualización de los montos mínimos para informar los movimientos realizados con tarjetas de débito y el incremento en los beneficios para ciertos grupos de usuarios.

A través de la Resolución General 5348/2023, la AFIP ha establecido un nuevo umbral a partir del cual se investigarán los consumos con tarjetas de débito. Anteriormente establecido en $30.000, este monto mínimo ha sido aumentado a $120.000. En consecuencia, cuando los gastos realizados con tarjetas de débito alcancen o superen este nuevo límite, las instituciones financieras estarán obligadas a proporcionar a la AFIP información detallada sobre los movimientos efectuados por sus clientes. Esta medida busca reforzar el control sobre las operaciones realizadas con tarjetas de débito, en línea con el crecimiento en el uso de billeteras virtuales y medios de pago digitales.

No obstante, la AFIP también ha tomado medidas para incentivar el uso de tarjetas de débito. En un esfuerzo por estimular el consumo y la inclusión financiera, el organismo ha duplicado el monto de reintegro del 15% para las compras realizadas con este medio de pago. Este beneficio se aplica a jubilados, pensionados, titulares de la Asignación Universal por Hijo, Asignación Universal por Embarazo y aquellos que perciban el haber mínimo.

La ampliación de este beneficio, vigente desde el 1 de julio y con duración hasta el 31 de diciembre, implica que los beneficiarios recibirán un reembolso equivalente al 15% del valor de sus compras realizadas con tarjeta de débito. Con un tope mensual de $4.056 por beneficiario y de $8.114 para quienes perciban múltiples beneficios, esta medida busca no solo estimular el consumo, sino también brindar un apoyo financiero adicional a aquellos sectores más vulnerables.

En conclusión, la AFIP en Argentina ha implementado cambios significativos en relación con las transacciones realizadas con tarjetas de débito. Mediante la actualización de los montos mínimos para informar movimientos y la ampliación de los beneficios para ciertos grupos de usuarios, la entidad busca tanto fortalecer el control tributario como fomentar el uso responsable y beneficioso de este medio de pago en un entorno financiero cada vez más digitalizado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook
Facebook
Twitter
Instagram