17 julio, 2024
empresa de seguridad egresor
estudio de abogados mattar

Desde Salud Pública destacaron que no se avanzó con la inmunización con el ritmo esperado, para desarrollar una protección.

Llegan las vacaciones de invierno y desde Salud Pública, aguardan que haya un descenso de enfermedades respiratorias como bronquiolitis pero se mantiene la atención sobre la gripe. Ante brotes en otras provincias, como Buenos Aires, en los que hubo fallecimientos, en San Juan hay circulación de la conocida como “gripe A” y lo que preocupa es la baja vacunación.

“Es muy importante que las personas de los grupos de riesgo se vacunen y que los niños reciban las dosis correspondientes. Recordemos que hay que cuidar especialmente a los más pequeños y bebés e incluso que si un adulto, la mamá que amamanta o un hermanito tienen gripe, hay que preservarlos. Es fundamental las medidas de higiene como ventilar espacios, usar alcohol en gel y lavado de manos frecuente, además de un control de síntomas”, dijo la Dra. Andrea Weidmann, responsable de Pediatría de la Dirección de Materno Infancia

Marcó que si bien aumentó la internación de niños en las últimas semanas, “el sistema no se saturó y no hizo falta derivar a pacientes al sector privado y viceversa; un mecanismo que se acordó”. 

Destacó que los menores “son los que más riesgo tienen por lo que hay que extremar medidas y una de ellas es la vacunación. En ello, el grupo familiar tiene que cumplir con esa responsabilidad. Esto es algo que marcha muy lento en la cobertura”.

En ello coincidió la jefa de Epidemiología de Salud Pública, Mónica Jofré que destacó en radio AM1020 que “no hemos llegado al número de personas que cada año se tienen que vacunar contra la gripe. El virus cambia cada año y quienes están en grupo de riesgo y comorbilidades, si sufren alguna infección virósica o bacteriana, entran en una descompensación y puede llegar a requerir asistencia respiratoria”.

En ese sentido, explicó que la vacuna contra la gripe “previene complicaciones de la gripe y hasta la muerte. La vacunación debe a ser a tiempo; la gente no ha acudido y vacunado como corresponde. A su vez, la protección y defensas se desarrollan tras 10 a 12 días posteriores a la colocación”. 

“No podemos hablar de un brote en San Juan. Lo que está circulando es influenza tipo A, un virus que está contenido en la vacuna. Ya hay circulación del virus que es respiratorio y estamos empezando a ver un aumento leve. Se va transitando y no se sobrepasó lo esperado.

En relación al año pasado, “el panorama es tranquilo pero en las próximas semanas, el aumento de casos puede darnos la pauta de ingresar a un brote. Desde Infectología del Hospital Rawson, el Dr. Fierro nos confirmó que hay circulación de influenza A y empezamos a estar alerta y vigilando los datos”.

El brote o incremento fuerte de casos se estima “en dos o tres semanas más. Podemos tener brotes atemporales”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook
Facebook
Twitter
Instagram