16 julio, 2024
empresa de seguridad egresor
estudio de abogados mattar

Las feroces ráfagas del viento Zonda han dejado un rastro de destrucción en la provincia de San Juan, con incendios forestales y caídas de árboles.

El fenómeno meteorológico conocido como viento Zonda ha dejado un rastro de destrucción en la provincia de San Juan durante este fin de semana. Las intensas ráfagas de viento causaron la caída de árboles y postes de luz, además de generar numerosos focos de incendios que afectaron a varios departamentos.

El Servicio Meteorológico Nacional había emitido una alerta roja para San Juan ante la llegada del viento Zonda, lo que provocó la suspensión de clases por parte del sector educativo y llamados a la población para cuidar el suministro de agua por parte de OSSE. Las ráfagas de viento comenzaron sin tregua desde las primeras horas del feriado y la labor de los bomberos se volvió incesante, con la asistencia incluso de vecinos que luchaban por controlar las llamas que amenazaban sus hogares.

Varias zonas fueron duramente afectadas, entre ellas, la localidad de Médano de Oro en Rawson, donde se registraron focos de incendios que consumieron áreas extensas de pastizales y causaron daños materiales a una vivienda en Calle 11 y Alfonso XIII. En Calle 10 y Chacabuco, Bomberos Voluntarios de Pocito tuvieron que intervenir para controlar un incendio en un gran pastizal cercano a viviendas.

El viento también provocó la caída de postes de luz, agravando la situación al interrumpir el suministro eléctrico necesario para las bombas de agua que abastecen la región. Vecinos se unieron en la lucha, usando baldes y botellas para sofocar los focos de menor magnitud y proteger sus casas.

El departamento de Jáchal sufrió consecuencias similares, con caídas de postes y ramas, mientras que en Caucete, el incendio de pastizales dejó al departamento sin energía eléctrica durante varias horas. Aunque el servicio se restableció gradualmente, algunos sectores aún permanecían sin luz según los reportes de vecinos.

El departamento de Albardón también se vio afectado, con los Bomberos Voluntarios solicitando ayuda a través de redes sociales para obtener agua para sus autobombas, ya que las bombas de OSSE y la municipalidad estaban fuera de servicio.

A pesar de la disminución de la intensidad de las ráfagas hacia el final del día, la alerta por posibles nuevos focos de incendio o el resurgimiento de los existentes continuaba latente. El personal de Bomberos de la provincia permanecía en alerta para enfrentar cualquier situación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook
Facebook
Twitter
Instagram