26 mayo, 2024
empresa de seguridad egresor
estudio de abogados mattar

Jubilados denuncian deducciones injustificadas por parte de una mutual desconocida, mientras apuntan a la posible complicidad de ANSES en la presunta estafa.

En una alarmante revelación, un grupo de jubilados ha desenmascarado una presunta estafa que involucra a la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES) y al Banco San Juan. Los afectados afirman que hace meses les están descontando grandes sumas de dinero de sus recibos de sueldo en nombre de una misteriosa entidad llamada Mutual A.M.E.P.J.U.M., de la que nunca han sido afiliados.

Con indignación, los jubilados han expresado su frustración por los repetidos intentos fallidos de resolver esta situación con el Banco San Juan. Aseguran que a pesar de haber presentado sus reclamos, no han recibido respuesta alguna. Además, han arrojado luz sobre una preocupante teoría: creen que ANSES podría estar compartiendo sus datos personales con la mencionada mutual, lo que ha exacerbado aún más la gravedad de la situación.

Una de las situaciones más alarmantes es el domicilio proporcionado por la supuesta mutual. Los jubilados han descubierto que la dirección proporcionada, ubicada en Av Lib Gral San Martin Este 391 Este, resulta ser la misma que figura para las oficinas del Cementerio Parque Alborada. La incredulidad y la indignación crecen, ya que esta dirección ficticia demuestra una total falta de transparencia y parece confirmar la existencia de una posible estafa.

La documentación presentada por los jubilados es incriminatoria. En sus recibos de sueldo, se pueden observar deducciones tanto de la cuota de la supuesta mutual, como de un débito del Banco San Juan. Los montos descontados ascienden a la asombrosa cifra de 28,000 pesos en cada caso. Esta situación ha generado una indignación masiva, con los jubilados afirmando que están siendo económicamente perjudicados de manera severa y sostenida.

El Banco San Juan también está bajo el escrutinio público. Además de no proporcionar respuestas a los reclamos presentados, se ha reportado que se les está negando a los jubilados la posibilidad de agendar citas para abordar el problema. A pesar de los intentos de programar reuniones en septiembre, los afectados han expresado su descontento por la falta de atención y la postergación de una resolución.

La magnitud de este problema se vuelve más evidente cuando se considera que al menos 11 jubilados se han unido al reclamo. La situación deja en claro que se necesitan respuestas inmediatas por parte de ANSES y el Banco San Juan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook
Facebook
Twitter
Instagram