30 mayo, 2024
empresa de seguridad egresor
estudio de abogados mattar

El hombre, cuyo nombre no ha trascendido, tiene hoy 46 años y es sobrino de Mario Roberto Santucho, fundador del ERP.

En una emocionante conferencia de prensa en Casa por la Identidad, la organización de derechos humanos anunció con inmensa felicidad el encuentro del nieto 133, a pocos meses de cumplirse el 40 aniversario del retorno de la democracia en Argentina. Se trata de la primera restitución de un nieto en 2023, luego de las conmovedoras recuperaciones realizadas en diciembre de 2022.

El hombre, de 46 años y cuyo nombre se mantiene en privado, se acercó de manera espontánea a Abuelas de Plaza de Mayo. Fue anotado como hijo propio el 24 de marzo de 1977 por sus apropiadores, un integrante de las fuerzas de seguridad y una enfermera, durante el primer aniversario del golpe militar. Desde joven, tuvo dudas sobre su identidad y, finalmente, en abril de este año, los análisis genéticos confirmaron su vínculo con su familia biológica.

La restitución del nieto 133 fue posible gracias al trabajo conjunto de Abuelas de Plaza de Mayo, la Comisión Nacional por el Derecho a la Identidad (Conadi), el Banco Nacional de Datos Genéticos (BNDG) y la Unidad Especializada para Casos de Apropiación de Niños durante el terrorismo de Estado (Uficante).

En el emotivo encuentro con su familia biológica, el hombre se reunió con su padre biológico, Julio Santucho, hermano menor del histórico guerrillero argentino Mario Roberto Santucho, fundador del Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP). Los hermanos del nieto recuperado también estuvieron presentes, destacando este momento como una derrota de la dictadura y un valioso paso en la lucha por recuperar a los hijos arrebatados por el régimen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook
Facebook
Twitter
Instagram