23 julio, 2024
empresa de seguridad egresor
estudio de abogados mattar

En una trágica disputa familiar, Alejandro Andrés Alameda (31) confiesa haber disparado a su hermano José Pablo en un intento desesperado de proteger a su hijo y expareja.

En una casa del Medanito, Rawson, una disputa familiar alcanzó su punto más trágico el martes por la madrugada. Alejandro Andrés Alameda (31) fue imputado por la muerte de su hermano José Pablo, a quien le disparó en un intento, según él, de detenerlo de agredir a su hijo y expareja.

En la audiencia de formalización de la acusación, Alameda relató entre lágrimas: “Estoy muy triste por todo. No lo quise hacer, sólo lo hice para detenerlo; quiso matar a mi hijo y a mi expareja.” La fiscalía detalló que José salió de la vivienda con una carabina, amenazando a la expareja y al hijo de Alejandro. Un forcejeo entre los hermanos culminó con varios disparos, resultando en la trágica muerte de José Pablo.

El fiscal Iván Grassi señaló que la presunta patología del fallecido contribuyó a la agresividad. Destacó el elemento clave: el arma utilizada en el incidente. “Cualquier persona ante una agresión ilegítima puede defenderse. Esa norma para excluir la responsabilidad debe cumplir ciertos requisitos”, explicó. Sin embargo, planteó la posibilidad de un “exceso de la legítima defensa” al quitarle el arma a su hermano y dispararle desde atrás.

Grassi anticipó la pena que podría enfrentar Alameda: “No hubo pedido de prisión preventiva, consideramos que no hay riesgos procesales. De mantenerse esta calificación con las pruebas pendientes, podría recibir una pena de ejecución condicional.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook
Facebook
Twitter
Instagram