26 mayo, 2024
empresa de seguridad egresor
estudio de abogados mattar

Comenzaron los trabajos en el terreno con una particularidad. Allí se construirá un barrio de 389 viviendas.

De acuerdo a lo que se estimaba, IPV comenzó la semana pasada con los trabajos previos al barrio El Andén, en Santa Lucía. Se trata del complejo que cerrará una gran etapa encarada por el organismo ya que allí se trasladarán las familias del asentamiento Pedro Echagüe, el último que queda en San Juan de esas características. Una vez finalizada la obra, allí se trasladarán 389 familias.

“Se inició con los trabajos de urbanización que son los primeros que se encaran. Lo que queda es un trabajo no menor ya que se deberán construir terraplenes para consolidar la construcción de las viviendas. Esto es porque se trata de una zona que tuvo problemas de revenición y con ello, hay que evitar posibles inconvenientes en las casas”, destacó el director de IPV, Marcelo Yornet

En esta etapa, es la provincia la que se encarga de financiar estas labores que incluyen el movimiento de suelos, nivelado y urbanización e infraestructura base. Con ello, las dos empresas que encaren la construcción de las casas ya tienen todo listo en cuanto al acceso a servicios y todo el espacio de trabajo delimitado. “Este es un proyecto muy esperado por las familias y es un terreno que está muy cerca de donde viven actualmente, lo que agilizará la logística de la relocalización. Se planifica que en el segundo semestre ya se inicie la construcción de las casas que tendrán 63 metros cuadrados y se utilizará el mismo prototipo de casas de los barrios Sierras de Marquesado e Ingeniero Céspedes, en Rivadavia”, agregó. A esos complejos se hicieron los últimos traslados de familias de asentamientos y ahora se espera concretar el próximo en el barrio Las Pampas. Después, le seguirá El Jagual; ambos en Pocito y para damnificados del terremoto de 2021. 

Acerca de este asentamiento, hay una situación particular. Es que hay familias que han construido sus casas de material sismorresistente y por ello, se analiza su futuro. “En esos casos, estamos trabajando ya que tienen la solución habitacional resuelta. Se buscará acompañarlos para que su vivienda esté en regla”, señaló. 

Sobre el nuevo barrio

Tras la aprobación administrativa al proyecto, el Gobierno Nacional prevé destinar más de $3.854 millones a través del Programa Federal Casa Propia. 

El director de IPV, Marcelo Yornet detalló a principios de marzo en radio Sarmiento “teniendo la no objeción técnica vamos hacia la no objeción financiera que es con una oferta económica. El barrio estará construido por dos empresas diferentes que se organizarán en dos sectores. Tenemos que llevar las ofertas y una vez que se tenga la no objeción financiera, se firma el convenio y vamos a poder iniciar la obra. Esto va a llevar un tiempo pero estamos avanzando”.

Se señaló que demorarán un año y medio para la concreción y la finalización del barrio. “Nosotros hicimos una compra del terreno enfrente de donde está el asentamiento para que no haya desarraigo. La gente seguirá en el mismo ámbito, con las mismas escuelas y centros de salud”, marcó.

Sobre la relocalización, dijo que las familias fueron censadas. “La idea es que las mismas familias cuiden el lugar y que no permitan que se instalen nuevo grupos familiares. Ya tenemos una cantidad de familias relevadas y esos datos ya están. Si alguien amplió su familia, deberán ir a la misma casa”, agregó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook
Facebook
Twitter
Instagram