15 junio, 2024
empresa de seguridad egresor
estudio de abogados mattar

Empresarios, choferes y Gobierno de San Juan se encuentran en intensas negociaciones ante la posibilidad de un significativo aumento en el costo del boleto de colectivo en la provincia. ¿Cuáles son las razones detrás de esta medida y cómo afectaría a los usuarios del transporte público?

Las tensiones en torno a una posible actualización salarial para los choferes de colectivos en San Juan están alcanzando su punto álgido, con pronósticos de un aumento significativo en el costo del boleto de transporte público. Según Ricardo Salvá, representante de ATAP, la asociación que agrupa a los empresarios del transporte, el precio estándar del boleto podría duplicarse en los próximos días, llegando a alcanzar los 800 pesos. Estas negociaciones, que implican tanto a los sindicatos de choferes como al Gobierno provincial, se están llevando a cabo con una frecuencia diaria, en un intento por llegar a un acuerdo que satisfaga a todas las partes involucradas.

Este aumento propuesto viene en respuesta a las demandas de los choferes, que buscan equiparar sus salarios con los de sus colegas en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA). Sin embargo, el Gobierno provincial aún no ha confirmado oficialmente el monto del incremento, aunque el Secretario de Tránsito y Transporte, Marcelo Molina, ha insinuado que será necesario revisar las tarifas para cubrir estos aumentos salariales.

La situación económica actual, marcada por fuertes incrementos salariales y un aumento en el precio del combustible, ha llevado a un desequilibrio financiero en el sistema de transporte público de San Juan. En los últimos seis meses, el precio del boleto ha experimentado dos aumentos significativos, pasando de 60 a 470 pesos. A pesar de los esfuerzos del Gobierno por subsidiar el transporte, mantener estos precios se ha vuelto insostenible.

Además, la demanda de pasajeros de colectivos ha disminuido en más del 15% este año, lo que agrava aún más la situación. Esta caída en la demanda se ha visto reflejada en todas las categorías de servicios, desde líneas de larga distancia hasta servicios urbanos. Se atribuye en parte a una disminución general en la actividad económica de la región.

Ante este panorama, los empresarios, los sindicatos y el Gobierno provincial se enfrentan al desafío de encontrar un equilibrio entre la necesidad de aumentar las tarifas para cubrir los costos operativos y el deseo de mantener el transporte público accesible para la población. En palabras de Salvá, es crucial manejar esta situación con responsabilidad y buscar un ajuste tarifario que sea lo menos gravoso posible para los usuarios, al tiempo que garantice la viabilidad financiera del sistema de transporte público.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook
Facebook
Twitter
Instagram