26 mayo, 2024
empresa de seguridad egresor
estudio de abogados mattar

Comienza la veda electoral que prohíbe los actos públicos y el proselitismo, aunque no afecta las redes sociales.

En medio de un clima de luto y consternación por el trágico asesinato de Morena Domínguez, una niña de 11 años que perdió la vida tras un ataque de motochorros en Lanús, las campañas y publicidades electorales de los precandidatos de todas las fuerzas políticas en Argentina llegaron a su fin. A 48 horas del inicio de las primarias abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO), se implementa la veda electoral, que restringe ciertas actividades políticas en el período previo a la jornada de votación.

La veda electoral, que comenzó a regir a las 8:00 AM, prohíbe la realización de actos públicos y proselitismo, así como la publicación y difusión de encuestas y sondeos preelectorales. Esta restricción tiene como objetivo permitir a los ciudadanos tomar decisiones informadas sin influencias externas en las horas previas a las elecciones.

Sin embargo, cabe destacar que esta prohibición no se aplica en el ámbito de las redes sociales, donde los candidatos y sus equipos pueden continuar difundiendo mensajes y contenido político. La jornada electoral del domingo se llevará a cabo en todo el país y está destinada a definir a los precandidatos que competirán en las elecciones generales.

Según el Código Electoral, durante el día de la elección está prohibido publicar y difundir encuestas y proyecciones sobre los resultados electorales entre las 8:00 AM y las 9:00 PM, lo que abarca desde el inicio hasta tres horas después de la finalización de los comicios. Aquellos que no respeten la veda electoral podrían enfrentar denuncias y sanciones si se demuestra su violación del Código Electoral. Entre las actividades prohibidas se encuentra la realización de actos de campaña por parte de los precandidatos presidenciales.

Además, se establece una restricción en la venta de bebidas alcohólicas, prohibiendo su venta a partir de las 8:00 PM del sábado hasta las 9:00 PM del domingo, con el objetivo de mantener un ambiente tranquilo y ordenado durante la jornada electoral.

Para asegurar la integridad del proceso democrático, el Código Electoral también contempla sanciones para aquellos que intenten manipular o influenciar el voto de otros mediante engaños. Quienes induzcan a otro a votar de cierta manera o a abstenerse de hacerlo podrían enfrentar penas de prisión de 2 meses a 2 años. Asimismo, se sanciona con hasta 3 años de prisión a quienes intenten violar el secreto del sufragio.

Los ciudadanos también deben cumplir con ciertas normas durante este período. Aquellos que no respeten los límites de emisión y publicación de avisos publicitarios en los medios podrían recibir multas que van desde $10,000 hasta $100,000. Lo mismo se aplica a quienes realicen actos de campaña fuera del plazo establecido.

En el caso de los candidatos, el incumplimiento de la veda electoral puede llevar a la pérdida del derecho a recibir contribuciones, subsidios y financiamiento público anual por un período que varía entre uno y cuatro años. También podrían dejar de percibir fondos destinados al financiamiento de una o dos elecciones, lo que enfatiza la importancia de respetar estas normativas en aras de un proceso electoral justo y transparente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook
Facebook
Twitter
Instagram