17 julio, 2024
empresa de seguridad egresor
estudio de abogados mattar

Buscan tener este año la primera cosecha de cáñamo, que puede ser empleado, por ejemplo, en el sector textil.

Si todo avanza de acuerdo a los planes del Gobierno provincial, a fin de año se podrá tener la primera cosecha de una variedad de la planta de cannabis, el cáñamo para uso en la industria, por ejemplo en el sector textil, que se podrá emplear en la elaboración de prendas de vestir. La novedad se conoció ayer cuando se firmó un acuerdo con la Agencia Regulatoria de la Industria del Cáñamo y del Cannabis Medicinal (Ariccame), que permitirá agilizar en San Juan los trámites para poder contar con estos cultivos.

Incluso ya hay una empresa del sector textil interesada en cultivar cáñamo para la fabricación de indumentaria, según adelantó el ministro de la Producción, Ariel Lucero. Aunque el funcionario se reservó el nombre del grupo inversor, dijo que si el cultivo se empieza a hacer en agosto, antes de fin de año se podrá obtener la primera cosecha. Como es un proyecto en el que apenas se están dando los primeros pasos, todavía no está definido el lugar ni la extensión de las plantaciones.

A favor de la experiencia el ministro destacó que San Juan cuenta con el desarrollo, por ejemplo, del tomate para industria, una actividad que está altamente tecnificada, desde el cultivo, el riego y la cosecha, que en su mayor parte es mecánica. Y que todo lo empleado en esa actividad se podría aplicar ahora en el desarrollo del cáñamo para uso industrial.

Para la firma del convenio con la Ariccame, llegaron a San Juan el presidente de la agencia, Francisco Echarren, junto a su vice, Marcelo Morante. Y en un acto junto al Gobernador Sergio Uñac y al titular de Cannabis Medicinal San Juan Sociedad del Estado (Canme), Roberto Correa, firmaron el acuerdo. También estuvo presente la ministra de Salud Pública, Alejandra Venerando.

Con el convenio de cooperación suscripto ayer también se anunció que la agencia nacional tendrá una delegación en San Juan para permitir el otorgamiento de licencias tanto para el cannabis como uso medicinal y del cáñamo en su aplicación en la industria.

Al dirigir la palabra durante el acto, el gobernador Uñac hizo referencia a la vinculación con el sector privado. “No les pedimos otras cosas. A las empresas que producen cannabis medicinal en la provincia les hemos pedido exactamente lo mismo: que inviertan, que generen empleo y que tengan apego a las normas y a las leyes”. Y agregó que “lo que hemos firmado, con la posibilidad de tener una delegación, facilita la tarea a quienes tengan que hacer un trámite, para que lo realicen acá y en absoluta correspondencia con Ariccame, pero con asiento en San Juan”.

A su turno, el presidente de Ariccame, Echarren, ponderó el desarrollo productivo y el camino del cannabis medicinal en San Juan. Y destacó la creación de una sede local de la agencia a fin de generar una ventanilla única que acelere los trámites pertinentes para la producción del cannabis medicinal.

También el funcionario nacional destacó la proyección local en la creación de la Sociedad del Estado (Canme) en el año 2019 y su continuo crecimiento.

Un avance local en el desarrollo del cannabis medicinal tuvo lugar en diciembre pasado, con la inauguración del laboratorio de control de calidad en el predio del INTA, en Pocito, con la presencia de la ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti.

El nuevo laboratorio es un polo científico y tecnológico destinado a proporcionar calidad de vida con el estudio del cannabis medicinal, en particular para pacientes con diversas patologías: se trata de una industria que impulsará la creación de fuentes de trabajo y aportará divisas para la provincia y el país.

El objetivo será certificar los más altos estándares científicos y médicos, para acercar a la comunidad un producto de calidad farmacológica que mejore la calidad de vida de los pacientes.

Este laboratorio, para el que se adquirió tecnología de última generación, ayudará a determinar cannabinoides y terpenos en las matrices derivadas del cannabis, que son compuestos con actividad farmacológica propia de la planta. Ahora la intención es avanzar con la producción del cáñamo para uso industrial.

Terreno

920  Es la cantidad de hectáreas que tiene el predio de la Canme en el Acequión, en Sarmiento. Allí se llevan adelante cultivos de cannabis para uso medicinal.

> La nueva agencia

La Ariccame es el órgano encargado de establecer y controlar el cumplimiento de las reglas de juego de la regulación de los diversos sectores vinculados al cannabis.

Es la encargada de controlar el cumplimiento del marco regulatorio para la inversión pública y privada en toda la cadena del cannabis medicinal y complementar la actual legislación, la Ley 27.350, que autoriza el uso terapéutico y paliativo del cannabis. En el caso del cáñamo industrial, apunta a legalizar los eslabones productivos, los de comercialización y sus subproductos. Y controla las autorizaciones para los productores y comercializadores, y estrategias de seguridad, fiscalización y trazabilidad en la cadena.

Se trata del área que deberá otorgar y administrar autorizaciones para producción y comercialización, con especial atención a Pymes, cooperativas y economías regionales como la de San Juan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook
Facebook
Twitter
Instagram