20 mayo, 2024
empresa de seguridad egresor
estudio de abogados mattar

A raíz de un informe de la NSA, especialistas analizaron si reiniciar el dispositivo de manera regular es verdaderamente efectivo para evitar amenazas.

¿Recordás la última vez que apagaste tu smartphone durante varios minutos? Lo más probable es que no. En general, a menos que tu dispositivo se quede sin batería, tiende a estar siempre encendido. Y esta situación representa un riesgo importante para tu seguridad.

Ante esta situación, apagar el celular durante 5 minutos al día es podría ser una importante medida para mantener a hackers alejados. Sin embargo, no todos los especialistas aseguran la efectividad de la práctica.

La recomendación llegó a ser tendencia estos días a partir de declaraciones del Primer Ministro australiano, Anthony Albanese, basadas en un informe de la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos de 2021, en las que sugería apagar el celular, al menos unos minutos a la noche.

El reporte de la NSA aconsejaba reiniciar regularmente los smartphones para optimizar su seguridad. En ese entonces, la agencia sugería hacerlo de manera semanal.

Esta práctica hace que se cierren todas las aplicaciones y procesos que se ejecutan en segundo plano en el dispositivo. De esa manera, las apps maliciosas, de recopilación de datos, o de vigilancia al usuario, dejarían de funcionar. Así, reiniciar el celular podría complicarle las cosas a los hackers.

Pero esto no es siempre es así. Apagar el celular no garantiza una protección completa contra hackeos. Y especialistas en seguridad afirman que es solo es una medida adicional que se puede tomar para reducir los riesgos y proteger tus datos personales.

“Si existe un ataque en progreso en un dispositivo, al reiniciarlo, en el momento en el que el celular se vuelve a conectar, el ataque sigue, vuelve a arrancar y el smartphone, en ese caso, sigue con la amenaza dentro”, explicó a TN Tecno Jorge Martín Vila, Analista Senior de Ciberinteligencia en Resguarda SRL.

“En estos casos, la recomendación es, después de reiniciar el dispositivo, mantenerlo en modo avión y pasarle un antivirus o un anti malware”, agregó Vila. Y detalló las razones: “Se tiene que hacer de esa manera porque una amenaza no va a desaparecer simplemente al dejar de ejecutarse. Lo único que se va a hacer es cortar la conexión por un momento y después se va a restablecer cuando el dispositivo vuelva a conectarse a internet”.

Si un dispositivo está infectado con un malware o está sufriendo algún ataque de robo de datos, es poco probable que los reinicios regulares resuelvan el problema. Solo van a hacer que se detenga de manera momentánea ese ataque, para luego arrancar otra vez después del reinicio.

De todas maneras, más allá de la ciberseguridad, apagar el celular puede ser un buen punto de partida para:

Lograr un descanso de la pantalla: el constante uso del celular puede generar estrés y ansiedad. Apagarlo durante unos minutos al día permite desconectar del mundo digital, reducir la estimulación y permitir un descanso mental necesario.

Ahorrar energía: apagar el celular durante unos minutos al día puede contribuir al ahorro de batería y, por ende, prolongar su vida útil. Además, puede reducir el consumo innecesario de energía y ayudar al medio ambiente.

Evitar dependencia y adicción: esta práctica ayuda a romper la dependencia constante de las notificaciones, redes sociales y otras distracciones digitales. Esto puede contribuir a mantener un equilibrio saludable en el uso de la tecnología y prevenir la adicción al celular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook
Facebook
Twitter
Instagram