26 mayo, 2024
empresa de seguridad egresor
estudio de abogados mattar

El INDEC informa que en julio la Canasta Básica Total y Alimentaria experimentaron un incremento del 7,1%, colocando a las familias argentinas en una situación económica más precaria. Se detallan los ingresos necesarios para evitar la pobreza y la indigencia en distintos tipos de hogares

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) de Argentina ha revelado datos preocupantes sobre el aumento de la canasta básica en el mes de julio. Según el informe, la canasta básica total (CBT), que establece el umbral de la pobreza, experimentó un incremento del 7,1%, superando la tasa de inflación del mismo período que fue del 6,3%. Esto destaca una creciente presión económica sobre las familias argentinas.

Para una familia promedio de cuatro miembros, compuesta por dos adultos y dos niños, el INDEC ha calculado que se necesitaron $248.962 para evitar ser considerada pobre en el mes de julio. Este aumento en la CBT refleja un incremento acumulado del 63,2% en lo que va del año y un sorprendente 123,7% en comparación con el mismo período del año anterior.

Además, el informe revela que la canasta básica alimentaria (CBA), que marca la línea de la indigencia, también experimentó un aumento del 7,1% en relación al mes anterior. Esto significa que una familia típica necesitó $111.642 para satisfacer sus necesidades alimentarias básicas y evitar caer por debajo de este umbral crítico. La línea de indigencia ha experimentado un aumento del 66,2% en lo que va del año y una alarmante aceleración del 125,7% en comparación con el mismo mes del año anterior.

Estos aumentos en las canastas básicas, tanto la CBT como la CBA, se sitúan por encima del índice de inflación, lo que indica una creciente dificultad para las familias argentinas en el acceso a alimentos y otros bienes esenciales.

Requisitos de Ingresos para Evitar la Pobreza e Indigencia

El INDEC también proporcionó cifras específicas de ingresos familiares necesarios para superar tanto la línea de pobreza como la línea de indigencia en julio. Estas cifras arrojan luz sobre las situaciones financieras que enfrentan diversos hogares en Argentina:

  • Una persona necesitó un ingreso de $80.570 para evitar la pobreza.
  • Un hogar de tres personas, compuesto por una mujer de 35 años, su hijo de 18 años y su madre de 61, requirió $198.203 para no caer bajo la línea de pobreza.
  • Una familia de cuatro integrantes, conformada por un varón de 35 años, una mujer de 31 años, un hijo de 6 años y una hija de 8, necesitó un ingreso mínimo de $248.962 para evitar la pobreza.
  • Para un hogar compuesto por cinco personas, una pareja de 30 años y tres hijos de 5, 3 y 1 año, se requirió un ingreso total de $261.853 para evitar la pobreza.

En lo que respecta a la línea de indigencia:

  • Una persona necesitó $36.130 para no ser considerada indigente.
  • Un hogar de tres personas requirió $88.880 para evitar la indigencia.
  • Una familia de cuatro integrantes precisó $111.642 para no caer bajo la línea de indigencia.
  • Una familia compuesta por cinco personas necesitó $117.423 para evitar la indigencia.

Estos números subrayan la lucha que enfrentan las familias en Argentina para mantenerse por encima de los umbrales críticos de pobreza e indigencia en un contexto económico desafiante.

En resumen, los datos del INDEC muestran un preocupante aumento en las canastas básicas, lo que pone de relieve las dificultades financieras que enfrentan las familias argentinas para acceder a alimentos y bienes esenciales. Las cifras de ingresos requeridos para evitar la pobreza e indigencia ilustran aún más la gravedad de la situación y la necesidad de abordar los desafíos económicos actuales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook
Facebook
Twitter
Instagram